Integrante de PSF denunciada por defender los derechos humanos de las personas migrantes

Integrante de PSF denunciada por defender los derechos humanos de las personas migrantes

Agentes de la Policía Nacional denunciaron el pasado 7 de marzo, en Valencia, a una integrante de Psicólogos sin Fronteras. El hecho en cuestión se produjo cuando esta persona les informó que la actuación policial que estaban realizando parando sólo a inmigrantes, es decir atendiendo a criterios étnicos, es una práctica ilegal en el estado español.

El lunes 7 de marzo, a las 19h se inició una redada policial contra inmigrantes en la Estación del Norte de Valencia. Una integrante de la ONG Psicólogos sin Fronteras que estaba presente en las inmediaciones intentó preguntar a los agentes del cuerpo nacional de policía sobre el motivo de la actuación, informándoles que no es legal en el estado español realizar controles basados en criterios étnicos (color de piel, rasgos, etc). De forma inmediata los agentes detuvieron la redada, demandando la identificación a la miembro de la ONG y multándola por “menosprecio a las labores de los agentes”

La Mesa de entidades de Solidaridad con los Inmigrantes y la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs)de las que forma parte la ONG Psicólogos sin Fronteras manifestamos nuestro rechazo a las actuaciones policiales contra inmigrantes que tienen lugar día a día, en las que se atiende a criterios raciales y xenófobos para pedir identificación, hecho en sí mismo indignante y denigrante, pues se discrimina a las personas únicamente por su etnia, color o aspecto físico.

Esta práctica es ilegal en el estado español como indica el art. 19.2 de la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana. Estas personas son perseguidas por cometer sólo una falta administrativa, ya que no tener el permiso de residencia vigente, es equivalente a una multa (por ejemplo de estacionamiento).Esto no supone haber cometido delito alguno.

Los derechos humanos son cosa de todos

El acoso a las personas inmigrantes que suponen estas redadas a pie de calle, y en lugares como locutorios, estaciones de autobuses o, en este caso en la estación de trenes de Valencia, fomenta el miedo entre la población extranjera impidiendo su participación activa, limitando su actividad social y su integración en la sociedad española. Muchas de las demandas de asistencia psicológica por parte de las personas inmigrantes se dan tras sufrir una redada o ser llevada a los calabozos de forma preventiva, para luego ser puesto inmediatamente en libertad a las pocas horas (ya que no había cometido delito alguno).

Las redadas contravienen, además del art 19.2 en la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, el artículo 13º de los DD.HH que se refleja en la Constitución Española: “Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado”.

Las redadas o cualquier otra acción discriminatoria son actuaciones que atentan contra la realidad de de una sociedad intercultural como la que tenemos, contra el respeto a la libertad, la igualdad y los derechos de todo ser humano vigentes en nuestra sociedad. Por ello la Mesa de entidades de Solidaridad con los Inmigrantes y la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjer@s demanda el cese inmediato y definitivo de estas actuaciones en el territorio español.

La acción civil ante la violación de derechos humanos (como hizo nuestra compañera) no es un delito, por lo que animamos a la ciudadanía a denunciar las actuaciones desmesuradas contra las personas inmigrantes de las que sea testigo a través de la asociaciones de apoyo a las inmigrantes.

Podéis contactarnos por teléfono, Psicólogos sin Fronteras: 617 590 166, ó por e-mail, Campaña por en cierre de los CIEs: cies.no@gmail.com

Seamos conscientes de lo que ocurre. De nada sirve mirar hacia otro lado. Y defendamos, como diría Víctor Jara, “el derecho de vivir en paz”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *