La Comunidad Valenciana lleva dos años sin salud universal

La Comunidad Valenciana lleva dos años sin salud universal

Dos años después de la aplicación del RDL16/2012 que reformaba los servicios de salud públicos en la Comunidad Valencia son ya más de 700 personas las que han sido dejadas de atender con argumentos falsos sobre ahorro sanitario. Este domingo 31 de agosto en la Plaza de la Virgen de Valencia centenares de personas han reclamado una asistencia sanitaria  universal para todos sin ninguna distinción y la retira inmediata de una medida racista que vulnera los principios de no discriminación e igualdad de oportunidades de la Constitución, además del derecho a la asistencia sanitaria.

Las organizaciones sociales que forman la Mesa de Entidades en Solidaridad con los Inmigrantes, los profesionales sanitarios y más de 70 entidades que forman el Observatorio del Derecho a la Salud de la Comunidad Valenciana, denuncian y testimonian como se ha dejado de atender a más de 700 personas.

Entre ellas hay trasplantadas, mujeres embarazadas, personas de medicación crónica, (como los enfermos de VIH o enfermos mentales)  y en el límite de lo absurdo en estos dos años se le ha negado la asistencia médica a 79 menores, que en cualquier lugar del mundo deben contar con una protección especial.

Dos de cada tres casos corresponden a personas que no superan la barrera administrativa, no llegan a ser evaluados directamente por personal sanitario. La atención primaria es la que ha bloqueada por el Real Decreto lo que hace ineficaz la atención sanitaria y pone en riesgo la salud pública en su conjunto.

La exigencia de firma de un compromiso de pago previo a la asistencia y la facturación, sigue siendo un elemento disuasorio para algunos pacientes.

Plan Valenciano de Protección a la Salud: el miedo como política sanitaria
La creación del Plan Valenciano de Protección a la Salud hace un año no ha tenido ningún efecto para mejorar la atención sanitaria, solamente a generado más confusión entre el personal sanitario y las personas inmigrantes sobre su derecho a la atención sanitaria, a raíz de una deliberada falta de información desde los responsables sanitarios.

La principal consecuencia del Real Decreto y del  Plan Valenciano de Protección a la Salud creado por la Consellería de Sanidad que es responsable directo de la protección de derecho a la salud; ha sido la autoexclusión de las personas inmigrantes de la atención sanitaria incluso en casos de enfermedades graves que ponen su vida en riesgo. El miedo a que una factura sanitaria impagada les impida regularizarse y tener la tarjeta de residencia les lleva a poner su vida en riesgo.

Con argumentos falsos sobre ahorro sanitario se ha puso en marcha una medida racista que vulnera los principios de no discriminación e igualdad de oportunidades de la Constitución, además del derecho a la asistencia sanitaria.

Ni un día más sin derecho a la salud: Salud universal, pública y gratuita
Este último domingo de agosto son muchas las personas que se han acercado para exigir, junto a las más de 70 entidades sociales que formamos la  Mesa de Entidades en Solidaridad con los Inmigrantes y el  Observatorio del Derecho a la Salud de la Comunidad Valenciana, la inmediata  eliminación de este Real Decreto inhumano y la indemnización a todas las personas a la que se ha vulnerado sus derechos fundamentales poniendo su vida en riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *