PsF apuesta por la Pobresa Zero y “Contra la riqueza que empobrece, exigimos justicia social”

PsF apuesta por la Pobresa Zero y “Contra la riqueza que empobrece, exigimos justicia social”

La semana de la Pobresa Zero tiene lugar este 2014 entre el 13 y 18 de diciembre con el lema “Contra la riqueza que empobrece, exigimos justicia social”. Psicólogos sin Fronteras forma parte activa de la campaña y como tal estará apoyando y dando a conocer las realidades que sufren millones de personas en todo el mundo. Una año mas PsF centra sus actividades en la Facultad de Psicología de Valencia donde se están dando charlas en las diferentes clases de todos los cursos explicando lo que es Pobresa Zero y también presentado la campaña “La atención psicológica salva vidas: Por una salud mental digna” pues pobreza y salud mental están relacionadas doblemente: de una lado las personas en una situación crónica de probreza están sometidas a un estrés continuado que puede provocar problemas psicológicos tales como depresión o ansiedad, pero también la enfermedad mental implica un mayor riesgo de pobreza. Por todo ello en la manifestación del 18 de octubre exigiremos y demandaremos el compromiso real del gobierno español a construir un sistema de salud, física, mental y social, público y universal para todas las personas. El jueves 16 de octubre, junto con todas las personas que quieran, estaremos a partir de las 11 de la mañana pintando la pancarta para la manifestación, te esperamos.

Aún año de que se cumpla el plazo para conseguir los objetivos marcados por los “objetivos del Milenio” por la gran mayoría de los países del mundo, ya sabemos que no se van a cumplir. Eran unos objetivos de mínimos que si bien han mejorado, la gran mayoría quedan muy lejos de lo que se habían marcado como objetivos los países miembros de las Naciones Unidas. Es por eso que más que nunca es necesario que desde la campaña Pobresa Zero les recordemos a los gobiernos que “Contra la riqueza que empobrece, exigimos justicia social”. Desde Psicólogos sin Fronteras para apoyar esta campaña en 2014 hemos preparado varias actividades. Por un lado del 13 al 18 de octubre el voluntariado de PsF estará dando charlas por los diferentes grupos y cursos de la Facultad de Psicología, incluyendo al alumnado de Logopedia, explicando lo que es Pobresa Zero e invitando a los diferentes actos que se van a celebrar. Además este año también les están contado la campaña que hemos puesto en marcha en en este 2014, “La atención psicológica salva vidas: Por una salud mental digna”.

Además de las charlas en las clases, para el jueves 16 de octubre hemos preparado una actividad en el hall de la Facultad de Psicología desde las 11 horas. La comunidad universitaria y todas las personas que lo deseen pueden unirse a nosotros para pintar la pancarta que llevaremos en la manifestación de Pobresa Zero, el próximo 18 de octubre a las 18 horas saliendo desde el Parterre (Plaza Alfons el Magnànim) de Valencia. Todas las actividades de Pobreza Zero las tienes pinchando aquí.

¿Pobreza y salud mental?
Dice la Organización Mundial de la Salud que: “La salud mental individual es determinada por múltiples factores sociales, psicológicos y biológicos. Por ejemplo, las presiones socioeconómicas persistentes constituyen un riesgo bien conocido para la salud mental de las personas y las comunidades. Las pruebas más evidentes están relacionadas con los indicadores de la pobreza, y en particular con el bajo nivel educativo. La salud mental y el bienestar son fundamentales para nuestra capacidad colectiva e individual de pensar, manifestar sentimientos, interactuar con los demás, ganar el sustento y disfrutar de la vida. Sobre esta base se puede considerar que la promoción, la protección y el restablecimiento de la salud mental son preocupaciones vitales de las personas, las comunidades y las sociedades de todo el mundo”.

Además numerosos estudios explican como la pobreza incide en la salud mental y viceversa. “la pobreza supone un conglomerado de acontecimientos estresantes de todo tipo, tales como tensiones económicas, conflictos familiares, cambios del lugar de residencia, desempleo, menores oportunidades educativas, mayor riesgo de exposición a situaciones violentas y traumáticas, discriminación social, etc. En definitiva, las personas que se encuentran en situación de pobreza están sometidas a unas circunstancias sobre las que difícilmente tienen control, y sus vidas transcurren en una sucesión cronificada de acontecimientos adversos. Esta exposición continuada al estrés se ha relacionado con consecuencias negativas, como por ejemplo, una mayor incidencia de depresión, ansiedad, trastorno por estrés postraumático, adicciones, problemas sociales y delincuencia, o dificultades académicas, entre otras.

Por otra parte, dándole la vuelta al círculo, la enfermedad mental implica también un mayor riesgo de pobreza. Así, los problemas psicológicos y sociales pueden interferir con el nivel educativo y/o laboral que una persona puede llegar a alcanzar, ya que una enfermedad mental no tratada supone, en muchos casos, un grado de dificultad añadido en este sentido. Además, las personas con trastorno mental no pocas veces han de hacer frente al estigma social y a los prejuicios, lo que implica una barrera añadida -quizá más difícil de saltar aún- a la hora de encontrar un trabajo y disminuir así el riesgo de pobreza y exclusión.

El problema es más grave aún si tenemos en cuenta que, hoy en día, un número creciente de personas se encuentran bajo el umbral de la pobreza o en riesgo de cruzarlo (…) los datos de Eurostat indican que, en 2008, el 23.6% de la población en la Europa de los 27 se encontraba en riesgo de pobreza o exclusión social, mientras que esa proporción se había elevado al 24.2% en 2011, lo que representa la cifra de 119.6 millones de europeos”. Para consultar más datos, http://psynthesis.wordpress.com/2013/11/24/salud-mental-y-pobreza/.

Es por lo tanto más que necesario reclamar al gobierno español, donde el 20,4 % de la población española, uno de cada cinco habitantes, vive por debajo del umbral de la pobreza, que cumpla las recomendaciones de la OMS en Salud Mental, que más allá de las palabras, dote de recursos a los planes de salud pública, entre ellos la salud mental. Si quieres sumarte a nuestra peticiones y exigencias puedes unirte a nuestra recogida de firmas en “La atención psicológica salva vidas: Por una salud mental digna”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *