TALLERES DE FORMACIÓN PARA PERSONAS INMIGRANTES CUIDADORAS DE PERSONAS DEPENDIENTES

TALLERES DE FORMACIÓN PARA PERSONAS INMIGRANTES CUIDADORAS DE PERSONAS DEPENDIENTES

 CUIDAR Y CUIDARSE, TALLERES DE FORMACIÓN PARA PERSONAS INMIGRANTES CUIDADORAS DE PERSONAS DEPENDIENTES

Psicólogos sin fronteras. Valencia, miércoles 21 de Noviembre del 2012. Los talleres impartidos a personas inmigrantes,  tienen la finalidad de proporcionar las herramientas necesarias para cuidar con calidad y dar autonomía a las personas dependientes.  La formación realizada en octubre ha logrado satisfacer las demandas de la cuidadoras para mejorar en su trabajo y se han dado cuenta de la importancia de cuidarse ellas para cuidar bien a los demás.

La ONGD Psicólogos sin Fronteras junto con Teresa Marabella Pérez impartieron en octubre los talleres para cuidadores de personas mayores Cuidar y Cuidarse, realizados en el ISO (Instituto Social del Trabajo), c/ Pié de la Cruz 17.

Estos talleres pretenden hacer conscientes a los cuidadores de las nuevas necesidades que supone entrar en la tercera edad, los cambios que esto ocasiona y los posibles problemas que se pueden dar. En Cuidar y Cuidarse se han tratado temas como: que es el envejecimiento, la dependencia y la autonomía de una persona, higiene, movilización, alimentación, eliminación, trastornos psicológicos, demencias, Alzhéimer.

Con esta formación se han dotado de las herramientas necesarias a los cuidadores para que estos ayuden a las personas mayores a mantener su propia autonomía y a sentirse dignas aceptando una ayuda en su cuidado. Pero también se promueve la idea de que es necesario cuidarse para cuidar a los demás. Para ello en los talleres se han tratado temas como la carga que implica el cuidado de las personas dependientes y la importancia del autocuidado.

Herramientas para cuidarse y cuidar

El contexto demográfico español se caracteriza por su población envejecida, debido al aumento de la esperanza de vida y al descenso de la natalidad. Otro factor importante es el aumento de población inmigrante en los últimos años, gran parte formada por mujeres que se han insertado al mundo laboral como cuidadoras de personas mayores. Todo cambio tiene una necesidad, en este caso es, la asistencia a una población envejecida y dependiente.

La nueva situación de la población da lugar a casos en los que la persona mayor tiene que afrontar las demandas de su día a día sin ayuda o con ayuda no cualificada. Por esta razón en estos talleres se ha intentado solventar esta problemática desde una perspectiva que promueve autonomía personal y en la que la finalidad de las ayudas que se prestan a las personas dependientes no es tanto la asistencia sino la autonomía.

Todo esto ha sido posible gracias a Teresa Marabella Pérez, organizadora de los talleres, que ha permitido dotar a las cuidadoras inmigrantes de las herramientas necesarias para un buen cuidado, tanto personal como para las personas mayores con las que trabajan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *